viernes, 6 de noviembre de 2015

Los retiros sin Dios

Me parece muy oportuno copiar esta nota y referenciarla porque ocurre lo mismo en nuestros ámbitos.

La Plata (Jueves, 04-11-2015, Gaudium Press) Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata en Argentina, habló sobre aquellos "los nuevos retiros sin Dios" que se proponen en la actualidad al advertir que "todo el mundo parece agobiado, agotado, y puedo pensar que esta razón hace que se multiplique una serie de recursos 'espirituales' para descansar, para recuperarse. Los llaman retiros"
1.jpg
Mons. Aguer
En esos retiros hay "cosas de lo más llamativas e interesantes", expresó el prelado. Pero cree encontrar la explicación esencia de ellos cuando afirma que se afirma ahí que todo se resuelve en el interior de la persona (hombre o mujer) que se mira a sí misma no hay ninguna relación con Dios; no hay una salida trascendente. Importa sólo el bienestar. Bienestar en el sentido amplio, sea físico, psicológico, estar tranquilo, cualquiera sea el modo como uno vive; eso acá no cuenta", cuestionó.
El arzobispo platense indicó luego que "todo consiste en volverse hacia adentro de uno mismo... En suma, Dios ya no existe y como no existe uno se arregla a uno mismo. En el fondo Dios es uno mismo, no queda otra cosa".
"El papa Francisco hablaría de ‘autorreferencialidad' y este es un caso de autorreferencialidad espiritual; no hay relación con Dios sino que la relación es con uno mismo y entonces con todos estos artificios nos ponemos en conexión con nosotros mismos para alcanzar el bienestar", expresó."no hay trascendencia; todo se arregla acá adentro, adentro de uno mismo. Todos sabemos los líos que tenemos dentro y no los podemos arreglar así nomás".
"Además habría que hablar también aquí de naturalismo: no es necesaria la gracia de Dios; no hay pecado, ni necesidad de perdón que Dios nos otorga con su gracia que eleva, transforma y sana", aseguró.
El prelado recalcó que "esta especie de crítica que hago a este fenómeno de los retiros tal vez le puede servir a ustedes para, por contraparte, ver qué importante es hacer un buen retiro, un retiro espiritual en serio, sin comillas. Nosotros los llamamos ejercicios espirituales y vienen desde muy antaño".
"Algún otro día les voy a comentar el librito de los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola, porque en ellos se busca lo mismo, pero se busca ser felices en Dios y recordando que la felicidad del hombre no se consuma en esta vida sino que tenemos que prepararnos para la otra. Y en la puerta, en el paso entre una vida y la otra es allí donde debe clarificarse todo", dijo.


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/74284#ixzz3qjfgkUpa
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario